jueves, 1 de noviembre de 2012

Cuando las cosas van de mal en peor


Cuando las cosas van de mal en peor

Por Juan Quintero / www.paamae.com


Dios te bendiga, una frase muy utilizada por los píos e impíos en estos últimos tiempos. Unos los usan creyendo que bendicen a otros pero los más lo utilizan para engañar como lo hace el que se quiere hacer pasar por Dios y no lo es. Este último tiene un nombre y es Satanás.  
Basado en este hecho podemos remontarnos a cada tiempo de nuestra existencia cuando las cosas van de mal en peor.
Algunos culpan a Dios por sus circunstancias, otros al destino, y los más a la mala suerte, sin embargo, nunca nos culpamos a nosotros mismos de nuestras malas decisiones que ni siquiera consultamos a Dios primero…Qué mala onda dirían los mejicanos, pero los resultados de nuestras acciones son lo que nos están llevando a vicisitudes cada vez más agonizantes y de estrechez por todos lados. Mira lo que te dice Dios: Cuando vengas a la iglesia a orar o rezar de nada te valdrá, ten cuidado porque tus acciones y aptitudes están causando la ira del Dios santo y te puedes meter en graves problemas con el Santo de Israel.
Cuando el sol se oscurece en nuestras finanzas y la luna no resplandece en nuestros bolsillos es momento de parar y hacer un alto porque lo que hacemos está  dirigido no por Dios Todopoderoso sino por las maquinaciones del dios terrenal, causando innumerables problemas a nuestras áreas económicas y financieras.  Mira, el diablo es astuto y muy hábil para engañar, seducir y hasta matar tus esperanzas y aun más la relación de éxito que  Dios te ha prometido.  La mala utilización de los recursos que el Señor pone en nuestras manos son señales de la falta de relación que tenemos con el dueño del oro y la plata.  La palabra de Dios dice que somos hechos a la imagen y semejanza de Dios, y él no es pobre, nunca lo fue,  lo es ni lo será, él es un padre rico que quiere que sus hijos hechos a su imagen y semejanza seamos como él en todo. Solo recuerda: “Lámpara de Jehová es el espíritu del hombre, lo cual- Dios- escudriña lo más profundo del corazón” Proverbios20: 27
Sin embargo, porqué hay pobre y muchos en todo el mundo, por qué nosotros que nos llamamos cristianos andamos la mayoría de las veces de tumbo en tumbo en el área financiera y económica, simplemente por la falta de comunión y relación con el dueño del oro y la plata. Somos malos administradores de los bienes y recursos que el Todopoderoso nos permite en este tiempo en que visitamos la tierra, y digo visitamos porque somos forasteros en este mundo, algunos serán elevados junto a Dios pero muchos aunque se hagan llamar sacerdotes, apóstoles, obispos, pastores y hasta patriarcas estarán en el lago de fuego junto con su propio dueño.
La avaricia espiritual de este tiempo se ve  a ras de piel en ti y con frecuencia en las altas esferas eclesiástica también, ensuciando no solo su propio templo que es su cuerpo sino su mente, alma y corazones por su forma absurda y vana de proceder. En otras palabras, la luz de Cristo ya no se ve en ellos ni en la mayoría de sus feligreses y congregaciones, duele decir esto pero es necesario que tú reflexiones al respecto porque Dios no te ha dado un espíritu de cobardía sino de poder para resistir al diablo aunque se vista con sotana o de lobo con ropaje de oveja. “Pues bien, nada hay oculto que no haya de ser manifiesto, ni escondido que no haya de salir a la luz” Marcos 4:22
 Cuando las cosas no te salen bien sino que vas cada vez más están  en retroceso (tu salud, tu finanzas, tu relaciones con otras personas, con tu familia, con los compañeros de trabajo, en tu iglesia,  e inicias a criticar a muchos de los que te han extendió la mano) en ese momento es necesario  hacer un alto,  y decir: Te pido perdón Jesús porque he pecado contra ti y contra tu creación, vuélveme a limpiar con tu sangre porque necesito que mi cántaro se llene de ti nuevamente.  Sé que esto es para ti, sé que este es tu momento de levantarse y no mirar atrás, sé que no es tiempo de quejarse más sino tomar la bandera nuevamente e iniciar a caminar bajo la sombra del Omnipotente y morar bajo el abrigo del Altísimo.
Quiero decirte que de continuar en los mismos caminos,  esto es lo que te dice Jesús el que derramó su sangre por tus errores y pecado y que está a la puerta de tu corazón para que cenes con él y él contigo. Es cuestión de decisión y solo tú puedes hacerlo. Sin embargo aquí está si deseas continuar tal como estás: “Vosotros Soy de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer” “si fueras hijo de Abraham las obras de Abraham haríais” Y continuó diciendo Jesús: “Si vuestro padre fuera Dios, entonces me amaréisPero aquí tienes lo que te dice Jesús a tu corazón: “Yo soy la puerta, el que por mí entra, será salvo” Pero si quieres seguir en la vida mundana aquí tienes la forma cómo actúa el que vive en ti o sea el diablo: “El ladrón –el diablo- no viene sino para hurtar, matar y destruir-tu vida, tu finanzas, tu salud y mucho más”
Ahora es tiempo de salud total incluyendo la corporal, la financiera y la moral y esto es lo que vino hacer Jesús en tiempo de destrucción como la que estás viviendo: “Yo he venido dice él para que tengas vida y para que la tengas en abundancia
Nadie te puede obligar a tomar una decisión que tu no la apruebes, Dios no lo va hacer porque estaría en contra de su palabra, él es siempre un caballero, por eso te dio discernimiento de espíritu y dominio propio para decidir por tu vida incluyendo tus finanzas, tu salud y todas esas añadiduras que tu sabes que se deterioran a paso agigantado. Estas añadiduras como le llama la Biblia se solucionan al ritmo de un toque: Así como prospera tu alma, buscando a Dios y su justicia primero que las cosas que se ven, dejando a tras los problemas y proseguir hacia el poseedor de todos los recursos invisibles y visibles al único que puede darle solución a todos tus problemas actuales. Si me buscares de todo corazón dice el Señor, entonces yo abriré las ventanas de los cielos y te bendeciré con abundancia de arriba y de abajo.
Solo te digo, Tu decisión marca la diferencia entre la vida y la muerte.
Así dice el que te permite respirar hasta hoy: “VOLVEOS AHORA CADA UNO DE VUESTRO MAL CAMINO, ENMENDAD VUESTRAS OBRAS, Y NO VAYÁIS TRAS DIOSES EXTRAÑOS PARA SERVIRLOS Y VIVIRÉIS EN LA TIERRA QUE OS DI A VOSOTROS Y A VUESTROS PADRES” Jeremías 35: 15

2 comentarios:

carlos arath cuevas madrid dijo...

Dios te bendiga Hermano, pues todo lo que pones esta bajo la linea de la Palabra de Dios, y en verdad cuando Dios permite que nos pasen cosas, es para que hagamos un alto y seamos sinceros con el Padre y reconozcamos en lo que hemos estado fallando pues Dios desea lo mejor para nosotros, pero Dios quiere que sea en Justicia y no podemos seguir avanzando cuando hay algo que no este bien, pues la Biblia dice: Por tanto, sed vosotros perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto. Dios nos ama tanto que quiere que cuando lleguemos a la meta sea en plena justicia y no con pecados ocultos o algo que este mal en nuestras vidas, por eso nos disciplina y es ahí donde viene la brecha, o seguimos caminando con Dios o nos desanimamos y buscamos otro camino (erroneo obviamente), eso es decisión de cada cristiano. Saludos

JULIA dijo...

Te pido perdón señor!!! A veces nos cuesta tanto reconocerlo hay que buscar de corazón y cuando estamos pasando momentos de bonanza pocas veces agradecemos a Dios por su misericordia.
Bañanos con tu sangre preciosa;
Gracias por éste texto que en gran momento llegó a mis manos!