martes, 21 de febrero de 2012

EL RENCOR







EL RENCOR

Por Juan Quintero / www.panamae.com

Mucho es lo que se ha hablado sobre este tema: EL RENCOR, sin embargo, la gente no cambia y sigue creyendo que Dios lo perdona cuando dice: Yo te perdono pero no olvido, eso es rencor y es raíz de amargura según la

Palabra de Dios, La Biblia. Nadie mejor que tú sabe que lo que haces te perjudica no solo a ti sino a tus futuras generaciones, ya que el pecado de los padres se hereda hasta la tercera y cuarta generaciones, dice la Biblia.Tú decides. Tu futuro estará desde hoy en tus manos

Solo tú tienes el poder para arrancar de una vez por todo ese dolor que no te deja respirar y que te hace daño más de lo que tú crees. Duele aceptar la verdad, pero sigue siendo la verdad y es tú decisión vivir o morir con tus fracasos ya que el rencor ensucia el alma y deteriora el corazón:

Significado de Rencor: odio, resentimiento, Sentimiento de hostilidad o enemistad hacia una persona motivado por una ofensa, daño o perjuicio sufridos. Resentimiento arraigado y persistente, que no se olvida a pesar de la distancia o alejamiento.

Sinónimo a Rencor: Aborrecer, falta de amor, enemistad, engaño, fracaso,

Si sentimos rencor es porque hemos sido heridos en nuestro ego o dañados emocionalmente de alguna manera

El rencor tiene un fin nefasto para quienes lo practican, científicamente produce: taquicardia, ataques al corazón, adicciones como al alcohol, al cigarrillo o a las drogas. Produce ira constante, que a su vez trae derrames cerebrales y hasta aneurisma que producen muerte y daños cerebrales a las personas.

El Rencor desequilibra todo a su paso: Como su cuerpo, su mente, su alma, a los que conviven con usted, a sus amistades, a sus familiares y contamina todo lo que salga de su boca, por lo que debe urgentemente deshacerse de ese gran mal que no proviene de Dios sino del enemigo de Dios o sea satanás.

El Rencor produce traición primero a Dios después a usted mismo a sus hijos y a todo lo que se le acerca a su vida, amarga su rostro y sus ojos no se iluminan por lo que están siempre apagados en espera de mostrar la venganza que está en su corazón.

El Rencor es un mal compañero para el que lo practica, ya que mata la esperanza hasta de los seres que decimos que amamos y también las nuestras. El rencor no permite que Dios nos bendiga con bendiciones sobre abundante, pero lo que si hace el rencor es darle cabida a satanás para ser su instrumento para dañar todo lo que toquemos inclusive nuestra propia vida. Da dolor como seres estudiados, profesionales, jóvenes y adultos se dejan engañar por satanás guardando en su ser interior esa semilla de maldad que produce el rencor con los semejantes.

Qué significa Rencor según la Biblia: Para este propósito iremos al significado tanto en Hebreos y en Griego para ver el fondo de lo que es Rencor y luego lo compararemos con lo que dice los textos bíblicos y así usted saque sus conclusiones para mejorar o conducir su propia vida de terror que usted mismo (a) se ha impuesto. Si queremos decirle: Dios no es rencoroso, Dios no produce rencor en los corazones de sus seres amados, Dios es amor, paz y eso es lo que él desea que su creación practique diariamente. Dios perdona a todos los mortales si realmente deseamos tener una comunión real y verdadera con su presencia.

En Hebreo Rencor se traduce RAMÁ, que significa: Traición, fraude, malicia, falsedad

En Griego es: DOLOS, o APATAO, que significa: Trampa, fraude, mentira, engaño

Como puedes ver por tus propios ojos, eso decir YO PERDONO PERO NO OLVIDO, muy frecuente entre los seres de hoy, es otra de las patrañas de quien es el verdadero dueño del RENCOR y que vino a tu vida para apartarte de todas las bendiciones que tu creador tiene para ti. Ahora ya sabes que el rencor no proviene de Dios sino del infierno y satanás que es un engañador por excelencia quiere robarte Todas las bendiciones que Dios tu creador te ha prometido pero que por ser un tonto o tonta útil de satanás se han alejado de ti, dañando hasta tus seres queridos e impregnando a tus futuras generaciones hasta la tercera y cuarta generación de ese letal mal que está en tu corazón, alma y espíritu.

El rencor no se quita con ir a la iglesia, con llorar ante Dios, con irte a otro país, con alejarte de la persona que te ha producido el dolor, y mucho menos rezando el rosario o comulgando, No, No, se quita solamente con una decisión de parte tuya, y eso comienza primero en ti.

Dios quiere oír de tu boca lo siguiente: Señor Jesús sé que he pecado y guardado en mi ser interior mucho rencor, te pido perdón, me arrepiento, borra de mi mente, corazón y alma toda semilla de rencor, no la quiero para mis futuras generaciones, límpiame con tu sangre Jesús, Gracias por perdonarme e inscribe mi nombre en el libro de la vida.

Quiero decirte que has dado el primer paso para liberarte del rencor, pero falta otros más que a continuación te mostraremos, pero antes queremos darte las bases bíblicas de donde nace el rencor y se encuentra en el libro de los salmos capítulo 7: 14.15 ,16y dice así “El impío concibió maldad, se preñó de iniquidad y dio a luz engaño (rencor) Pozo ha cavado y lo ha ahondado, pero en el hoyo que hizo caerá. Su iniquidad recaerá sobre su cabeza y su agravio caerá sobre su propio coronilla

Quiero decirte, la persona que no conoce a Dios, guarda rencor en su ser y eso mismo lo destruirá ya que Dios no puede ser burlado, porque él no es hombre para engañar ni hijo de hombre para mentir, como lo hace satanás desde la fundación del mundo. Mira que no me refiero a las personas que van a la iglesia, tú puedes ir a la iglesia, pero tienes rencor en tu corazón y eso no te libera del pecado de muerte que es el rencor ya que proviene desde la matriz de engaño cuando satanás trató de usurpar el trono celestial al TODOPODEROSO y fue echado a la tierra junto con otros ángeles caídos. Como vez es muy antiguo el rencor por eso cuesta arrancarlo de los profundo de nuestro ser.

El rencor y el engaño van siempre de la mano para destruir a quienes lo practican concibiendo maldad en su ser.

Solo quiero decirte: Se conquista más con miel que con hiel, Si quieres cambiar a otro, comienza cambiando tu primero y verás como Dios te bendice por lo que haces. Pide perdón a Dios primero, diciendo: Yo me perdono y no quiero guardar más rencor ni me voy a engañar más en el nombre de Jesús. Luego menciona a esa persona que te hirió diciendo: Te perdono en el nombre de Jesús desde hoy, y te bendigo para que todo te salga bien. El que hace eso se auto bendice porque bendiciendo es que recibimos bendición dice la Biblia.

Si todavía queda duda en tu corazón después de haber hecho todo lo anterior, quiero decirte, necesitas ayuda especial de parte de Dios por eso te recomiendo ir a una iglesia evangélica donde te brinden ayuda de parte del Dios Todopoderoso, por favor en las otras iglesias el poder de Dios no está, aunque se hable de Dios, con sus obras y acciones lo niegan y sus acciones son reprochables desde el trono de la gracia, (leer Tito 1:16)

Por último: ¿Qué tenemos que hacer para evitar que el rencor y el engaño empañe nuestras vidas otra vez? Leer Efesios 4: 13 al 16

Perdonar es limpiar el alma y el cuerpo de impurezas; permite recuperar el sueño, eliminar las pesadillas, lograr la paz interior, elevar la autoestima, crecer y dar amor” No olvides: EL RENCOR: Destruye lo más lindo de tu vida.

DIOS TE BENDIGA

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas gracias por este estudio acerca del rencor; me ha sido de gran ayuda. Dios le bendiga.

Julio C Espinosa dijo...

Perdonar:elegir o decidir no recodar nuevamente.muy relacionado todo.
Gracias por la refleccion del rencor....muy necesaria hoy dia donde hay tanta ignorancia

maria auxiliadora ocampo murillo dijo...

Gracias por el estudio , muy interesante y edificante .

Juan Guedes Herrera dijo...

Gracias por compartirlo. Que el señor le bendiga.

marcelo arias dijo...

Me siento tan mal en ha ver guardado rencor en mamá y papá y que ahora me y ahora me arepiento de llantos

marcelo arias dijo...

Me siento tan mal en ha ver guardado rencor en mamá y papá y que ahora me y ahora me arepiento de llantos

Unknown dijo...

Necesito ayuda. Creo que cobtamine mi corazon. Tuve por 2 anos un toc religioso por el cual tenia blasfemias en contra del espiritu santo. Comence a creer en la palabra de mentira y no la de verdad. Soy cristiana bautizada y estoy pasando por un mal fisico porque blasfemo a Dios, Senor y a veces pienso que ya no tengo perdon, que ya no me mejorare. Y que me quedare loca. Tengo malos pensamientos, sentimientos de rencor porque no soy feliz y quiero ser libre y regresar como era antes en el Senor

The nameless entity dijo...

Saludos. Leí completo éste blog post. Y me encantó. En lo personal estoy pasando por la pesadilla de sentir rencor y creanme no quiero hacerlo pero me engaño a mi mismo si digo que no lo siento. Llevo meses orando y pidiendole a Dios que bendiga a esas personas a las cuales les tengo rencor, y también pidiendole que me ayude a arrancar tales sentimientos de mi alma pero cuando creo que se a ido algo sucede que lo revive. Es un largo proceso. Y paciente espero a que Dios me ayude a sanar. Pero seguiré en oración y lectura en búsqueda de esa luz que necesito para poder refleccionar y cambiar mi rencor en algùn sentimiento positivo. Dios los bendice.

The nameless entity dijo...

Saludos. Leí completo éste blog post. Y me encantó. En lo personal estoy pasando por la pesadilla de sentir rencor y creanme no quiero hacerlo pero me engaño a mi mismo si digo que no lo siento. Llevo meses orando y pidiendole a Dios que bendiga a esas personas a las cuales les tengo rencor, y también pidiendole que me ayude a arrancar tales sentimientos de mi alma pero cuando creo que se a ido algo sucede que lo revive. Es un largo proceso. Y paciente espero a que Dios me ayude a sanar. Pero seguiré en oración y lectura en búsqueda de esa luz que necesito para poder refleccionar y cambiar mi rencor en algùn sentimiento positivo. Dios los bendice.

Juan Francisco De Leon dijo...

Ea dificil pero revistamonos de la armadura de Dios para vencer y perdonar para que el señor nos perdone nuestras ofensas cuan hermoso es creer en jesucristo porque el es el camino la verdad y la vida Dios los bendiga

alexa dijo...

hermoso mensaje me sirvio arto Dios los bendiga

Patricia Urbina Tirado dijo...

Muy bonita reflexión sobre el rencor, sólo quisiera aportar respetuosamente a su comentario, que el asistir a la Iglesia, orar el rosario y comulgar es una gracia que que nos ayuda a irnos deshaciendo de sentimientos de rencor y de cualquier otro pecado. Cuando uno se confiesa es porque uno está arrepentido de haber ofendido a Dios y al prójimo con nuestro pensamiento y sentimiento de rencor, y lo hace con la intención de liberarse de ese sentimiento, para lograrlo es indispensable la oración, al rezar el rosario la persona se va introduciendo poco a poco en la meditación de la Vida de Nuestro Señor Jesucristo y eso te lleva a comprender el verdadero sentido de su venida. Poco a poco con la oración deseamos participar de la Salvación, además de desear con todo el corazón que nuestros seres queridos se salven también, pero llega un momento al seguir rezando el rosario que empezamos a desear que también se salve todo el mundo. Es una gracia tan especial que te da la oración que hasta el corazón más duro se va ablandando. El confesarse y comulgar con un profundo arrepentimiento te va ayudando a querer ya no ofender a Dios y ayuda a ir venciendo las tentaciones que se nos van presentado a lo largo de la vida. La oración del Santísimo Rosario es el acto de caridad hacia el prójimo más hermoso que nos ha dejado Nuestro Señor Jesucristo a través de su Madre La Santisima Virgen María. Nuevamente muchas gracias por tan hermoso mensaje

yannelis alvarez dijo...

muchas gracias fue de gran ayuda DLB...

l zaiter dijo...

Muy bonita reflexión acerca del rencor. Lo único malo que encontré fue el comentario de que tiene que ir a una iglesia evangélica por qué en las demás iglesias el poder De Dios no está. Lamentablemente ahí es donde pecan muchas personas inclusives aquellas llamadas cristianas. Si bien si dice la biblia que uno de Los pecados es no juzgar y pues ya con ese comentario de que en otras Iglesia no existe el poder De Dios ya se está juzgando y pecando. Yo en lo personal no creo en ninguna religión, YO CREO EN DIOS Y PUNTO. Porque? Por qué lamentablemente todas las religiones tienen sus propias reglas creadas por El hombre y no por Dios. Todo a conveniencia de cada quien y no debería de ser. Que conste que cuando pequeña fui bautizada en la Católica y después de grande en una universal muy parecida a la Pentecostal, pero he ido a todas las iglesias y todas sin excepción de ningunas llevan reglas del hombre. Lamentablemente son como la política a ver quien tiene más personas y la verdad que no es la mejor acción. Claro está, no quiere decir que son malas, en todas hay personas buenas y malas, y soy de las que digo que mientras busquen De Dios no importa religión. Dios no está en las religiones, sinó en el corazón de cada quien. Cada quien busca a Dios a su manera pero aprendamos a no juzgar de como el otro busque De Dios. En la biblia no habla de ninguna religión, Jesús no hablo de religión, hablo de que busquen de el, dicho en la misma biblia donde haigan dos o tres mi presencia y poder estará ahí, y yo puedo dar testimonio que sola orando en mi cuarto de rodilla he sentido la presencia de Espiritud Santo. Así que dicho esto, eso de que en otras religiones o en otros lugares no está el poder De Dios es mucha mentira, Dios está en nosotros y da pena que personas que se llamen ser cristianos critiquen de esa manera. Entonces, en donde está Dios no su corazón? Esto va para todo aquel que cree que las religiones son las que salvan y en realidad religión no salva a nadie, la salvación es algo individual y depende de cada uno de nosotros como seamos como seres humanos en esta tierra y como seamos con los demás. Como dice en la Biblia, cuiden lo que salga de su boca por que las palabras son de doble filo. Que pasen buenas noches!

Juan Guedes Herrera dijo...

Estoy de acuerdo, en parte, porque Dios es una relación con cada uno de sus hijos e hijas, en la intimidad de su propio ser; pero también en comunión con otros hermanos y hermanos, porque también es un mandamiento el congregarse, a la vez, con otros hermanos y hermanas en Su Presencia: " donde hay dos o tres reunidos en mi nombre...estoy Yo en medio de ellos."
También es cierto que el Templo de Dios somos cada uno de los hijos e hijas de Dios, piedras vivas de su Santo Templo y Habitación del Espíritu Santo de Dios, pero también es verdad que una Iglesia, que es el Cuerpo de Jesucristo, no es el lugar de reunión de los fieles, porque la iglesia somos los fieles hijos e hijas de Dios y que tampoco debemos juzgar porque Jesucristo vino a Salvar lo que se había perdido y no a Condenar a nadie; de eso ya habrá tiempo al final de la historia humana; cuando todo termine y el Mesías vuelva como destructor.
Todos somos pecadores, salvados única y exclusivamente por el amor y la misericordia de Dios, porque hasta el mismo Jesucristo dijo que solamente había uno Bueno, el padre que está en el Cielo, antes de su vuelta a los cielos dónde fue exaltado por el Padre a lo más Alto y tomó el lugar que el Padre le había preparado de antemano. Se nos olvida que somos pecadores en la carne, aunque Santos en el Nuevo nacimiento en Jesucristo, y eso no nos da derecho a condenar a nadie porque Dios es Soberano y Salva a Quien El Quiere; pues solamente El conoce el Corazón del Ser Humano y sus Intenciones, porque El lo creó, pero sí a recordar las palabras de Dios en la Biblia, en la que dice que los Idolatras no entrarán a los Cielos, ni los mentirosos, ni los fornicarios...
También es cierto que solamente Jesucristo es el Camino, la Verdad y la Vida y nadie viene al Padre sino a través de El; ni por obras de nadie, ni por hechos de nadie, ni por dichos de nadie.
La iglesia es el hospital espiritual de todos los que realmente creen en Dios, pero no todo los que van ahí son hijos de Dios y ya lo aclara la parábola del Sembrador, con loo del trigo y la cizaña, pero es que además, a un hijo o hija de Dios se le conoce por sus frutos; que deben ser acordes y afines con el fruto del Espíritu Santo en nosotros. Un peral no puede dar naranjas, ni un manzano, algarrobas, ni un hijo o hija de Dios, puede hacer cosas que no se corresponden con la Santidad de Dios, ni con la de un verdadero o verdadera hijo, hija de Dios; nacidos no de simiente humana, en Cristo, ni con el espíritu santo morando en él, ella.
Saludos y que Dios nos de entendimiento y sabiduría conforme al espíritu de nuestra mente.

Alejandro Guzman Rojas dijo...

Dios esta esperandote con los brazos abiertos y los angeles haran una gran fiesta si regresas al padre y sigues al señor jesus, recuerda que solo tenemos esta vida para ser salvos entoces ¿que esperas para volver a Dios?